Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Justicia de EEUU rechaza presentar cargos contra policías blancos

BATON ROUGE, Lousiana.- El Departamento estadounidense de Justicia anunció hoy su negativa a presentar cargos contra los policías blancos Blane Salamoni y Howie Lake involucrados en la muerte del afronorteamericano Alton Sterling el año pasado.

EEUU no presenta cargos contra los policías blancos que mataron a un negro en Luisiana.

De acuerdo con un comunicado de la entidad, no se encontraron pruebas suficientes para enjuiciar a los agentes y, por ello, se decidió cerrar la investigación.

Tal proceso fue abierto hace 10 meses por el Gobierno de Barack Obama (2009-2017) y trataba de determinar si los uniformados se guiaron por prejuicios racistas cuando dispararon a la víctima.

Los fiscales del Departamento de Justicia han concluido que las pruebas son insuficientes para probar más allá de cualquier duda que los policías Salamoni y Lake violaron deliberadamente los derechos civiles de Sterling, afirma el texto.

Reportes periodísticos divulgaron que Sterling, de 37 años de edad, fue baleado de muerte el 5 de julio de 2016 mientras se encontraba en el suelo durante su arresto en Baton Rouge, capital de Luisiana.

Señalaron que lo ocurrido en la afueras de la tienda donde la víctima vendía discos compactos resultó grabado por varios testigos, y el video muestra a los dos agentes tirarla al suelo y luego dispararle a quemarropa cuando la tenían completamente inmovilizada.

El dueño del establecimiento, Abdullah Muflahi, manifestó que los policías recuperaron un arma del bolsillo de Sterling, pero aseguró que no vio las manos del hombre acercarse a la pistola durante la lucha.

Casos como este alentaron a nivel nacional el movimiento conocido como Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan), el cual busca honrar a personas que han muerto en incidentes con las fuerzas del orden, como Michael Brown en Ferguson, Misuri, y Freddie Gray, en Baltimore, Maryland.

La víspera, Michael T. Slager, un oficial que trabajaba en Carolina del Sur y que en 2015 disparó al afroestadounidense desarmado Walter L. Scott por la espalda hasta matarlo, se declaró culpable ante un juez federal.

Aunque el policía había defendido su inocencia en un juicio civil anterior, este martes llegó a un acuerdo con la fiscalía que podría llevarlo a cumplir cadena perpetua.

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *