Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

La NASA alerta sobre hundimiento del Estado de California

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- Un informe de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), de Estados Unidos, alerta hoy sobre el hundimiento de California por los devastadores efectos del consumo de agua subterránea.

Según los científicos del Laboratorio de Propulsión a Reacción, luego de analizar diversas imágenes satelitales de la superficie de la Tierra, determinaron que varias zonas terrestres en el Valle de San Joaquín, de ese estado, se están sumergiendo.

La sequía latente en California propicia que sus habitantes para abastecerse del preciado líquido realicen extracción subterránea de agua dulce.

Esa acción provoca que varias zonas de San Joaquín hayan descendido alrededor de nueve metros desde 1920.

Los expertos identificaron dos de las áreas más preocupantes, cerca de las ciudades de Chowchilla y Corcoran, que se han hundido 60 y 40 centímetros, respectivamente, en el último año.

También en esa etapa, descendió 50 centímetros un área de 11 kilómetros cerca de Tranquillity, en el condado de Fresno.

Al decir del director del Departamento de Recursos Hídricos de California, William Croyle, las tasas de subsidencia documentadas de esa área desde el 2014 por la NASA son preocupantes.

Ese fenómeno ha golpeado durante mucho tiempo varias regiones de California, pero el nivel actual pone en peligro una infraestructura al servicio de millones de personas, advirtió.

La extracción de agua subterránea pone en riesgo el mismo sistema que abastece de agua a San Joaquín, añadió el funcionario.

El Valle Central de California abarca una superficie de más de 600 kilómetros y contiene agua que en algunos casos se almacenó entre 10 mil y 20 mil años atrás.

Según la experta del Servicio Geológico de Estados Unidos, Claudia Faunt, cuando se extrae el agua los minerales de la capa freática tiende a compactarse, y ello da lugar a que el terreno en la superficie se hunda.

El problema es que una vez los minerales se comprimen no vuelven a su estado anterior. Es un proceso irreversible, en tal sentido, subsidencia va a ser permanente, subrayó.

Si el terreno se hundiera de igual manera en todo el Valle de San Joaquín no sería tan grave, pero no es así y eso está dañando las infraestructuras en la superficie, alertó Faunt.

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *