Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Exdirector del FBI nombrado fiscal especial para investigar interferencia rusa

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- El Departamento de Justicia nombró al exdirector del FBI, Robert Mueller como fiscal especial para supervisar la creciente investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016 y los posibles vínculos con la campaña de Donald Trump.

Robert Mueller fue director del FBI de 2001 a 2013, el vicefiscal general Rob Rosenstein lo ha nombrado para liderar la investigación de la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

Como fiscal especial, Mueller está autorizado para procesar delitos federales que surjan de la investigación de esos asuntos” dice la orden del Departamento de Justicia, firmada por el vicefiscal Rob Rosenstein.

El nombramiento de Mueller busca apagar las críticas de que el presidente Trump y su administración han tenido desde la destitución del director del FBI, James Comey la semana pasada, en medio una intensificación de la investigación sobre los contactos de personal de la campaña de Trump y funcionarios rusos.

La situación empeoró el martes cuando se conoció de la posible existencia de un memorando que Comey habría escrito en febrero después de una reunión con Trump, según el cual el Presidente le pidió que cerrara la investigación del FBI al exasesor de seguridad nacional Michael Flynn.

La noticia llevó a los demócratas en el Capitolio a demandar que el Departamento de Justicia nombre un fiscal especial para supervisar el caso. Horas después algunos republicanos comenzaron a unirse a esos llamados.

En su anuncio sobre el nombramiento del fiscal especial, Rosenstein dice que ha determinado que “está en el interés público ejercer su autoridad para este asunto”, pero agrega que su decisión “no significa que se hayan cometido delitos o que se necesita un enjuiciamiento…”.

“Lo que he determinado es que basado en las particulares circunstancias, el interés público me obliga a poner esta investigación bajo la autoridad de una persona que ejersa un grado de independencia de la cadena normal de comando”, afirma Rosenstein, y señala que cree que es necesario un fiscal espcial “para que el pueblo estadounidense pueda tener confianza en el resultado (de la investigación).

Mueller es una persona altamente respetada tanto por republicanos como demócratas, y su nombramiento calma un poco el clima de tensión en Washington. Él fue director del FBI de 2001 a 2013, nombrado por el presidente George W. Bush y sirvió hasta que Comey lo reemplazó en el gobierno de Barack Obama.

Para servir como fiscal especial tendrá que renunciar a la firma de abogados en la que trabaja a fin de evitar conflictos de interés, indicó el Departamento de Justicia.

VOANEWS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *