Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Escándalo sexual aleja a republicanos de candidato a Senado de EEUU

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- Prominentes miembros del Partido Republicano estadounidense comienzan a distanciarse hoy de Roy Moore, candidato por esa fuerza a ocupar un puesto en el Senado y salpicado por un escándalo sexual con una menor de edad.

Roy Moore.

El propio líder de la Cámara alta, Mitch McConnell, y los senadores conservadores Lisa Murkowski (Alaska) y John McCain (Arizona), han pedido que Moore renuncie si se demuestran las acusaciones.

La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, calificó como ‘profundamente inquietantes’ las revelaciones, pero agregó: ‘Voy a mantener el juicio hasta que sepamos los hechos. La gente merece saber la verdad y tomará sus propias decisiones’.

La directora de prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders sostuvo este viernes que el presidente Donald Trump no cree que ‘una simple acusación’ destruya la vida de una persona.

Agregó, sin embargo, que el mandatario cree que si estas alegaciones son ciertas, ‘Moore hará lo correcto y se hará a un lado’.

Incluso, el Comité Senatorial Republicano Nacional, el grupo de recaudación de fondos para los aspirantes al hemiciclo del Congreso, comunicó su desvinculación del candidato.

Un informe del diario The Washington Post reveló que Moore, de 70 años, tuvo contacto sexual con una niña de 14 años hace más de tres décadas, en 1979, cuando era abogado en un pequeño pueblo de Alabama.

Otras tres mujeres dijeron que tuvieron experiencias similares con Moore cuando eran adolescentes. El periódico entrevistó a más de 20 personas que conocieron a Moore entre 1977 y 1982 antes de publicar sus hallazgos.

El escándalo, según analistas, contiene fuerza suficiente para sepultar la carrera del ultraconservador y debilitar aún más la inestable mayoría republicana en el Senado.

Medios de prensa refieren que el controvertido juez afirmó que los ataques del 11 de septiembre de 2001 fueron un castigo a Estados Unidos por haberse alejado de la palabra de Dios. También rechaza la teoría de la evolución y está convencido de que hay que perseguir la homosexualidad.

Moore, que acostumbra a sacar un revólver en sus mítines, ha negado las acusaciones y su equipo de campaña las ha calificado de basura y fake news (noticias falsas).

Son imputaciones absolutamente mentirosas y responden un desesperado ataque político del Partido Demócrata y The Washington Post, declaró el candidato republicano.

Para el 12 de diciembre está previstas elecciones por el escaño a la Cámara alta que dejó libre el actual fiscal general, Jeff Sessions.

Moore y el candidato demócrata Doug Jones están empatados con un 46 por ciento de intenciones de votos, según el más reciente sondeo de las encuestadoras Decision Desk y Opinion Savvy.

Una victoria de los partidos azul reduciría la nimia mayoría que ostentan los republicanos en la Cámara alta (52 frente a 48) y complicaría a la administración Trump la aprobación de distintos proyectos legislativos, que incluso con preponderancia de los rojos no han podido prosperar.

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *