Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Presidente Trump reconoce a Jerusalén como capital de Israel

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- El presidente Donald Trump reconoció este miércoles a Jerusalén como la capital de Israel a pesar de la intensa oposición árabe, musulmana y europea a una medida que revertiría décadas de políticas estadounidenses y podría generar protestas violentas.

“Después de más de dos décadas de exenciones, no estamos más cerca de un acuerdo de paz duradero entre Israel y los palestinos. Sería una locura suponer que repetir la misma fórmula exacta ahora produciría un resultado diferente o mejor. Por lo tanto, he determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel”, dijo Trump.

El mandatario explicó que si bien sus predecesores han hecho del anuncio del traslado de la embajada a Jerusalén una gran promesa de campaña, no han cumplido, él lo está haciendo.

“He juzgado que este curso de acción es lo mejor para los intereses de los Estados Unidos de América, y la búsqueda de la paz entre Israel y los palestinos. Este es un paso largamente esperado para avanzar en el proceso de paz y trabajar hacia un acuerdo duradero “, afirmó.

Trump explicó que cuando asumió cargo, prometió ver los desafíos del mundo con los ojos abiertos y un pensamiento muy fresco y lo que está ofreciendo es un nuevo enfoque.

“No podemos resolver nuestros problemas haciendo las mismas suposiciones fallidas y repitiendo las mismas estrategias fallidas del pasado. Los viejos desafíos exigen nuevos enfoques. Mi anuncio de hoy marca el comienzo de un nuevo enfoque del conflicto entre Israel y los palestinos”, señaló.

El Presidente recordó que en 1995, el Congreso adoptó la Ley de la Embajada de Jerusalén, instando al gobierno federal a reubicar la embajada estadounidense en Jerusalén y a reconocer que esa ciudad, “tan importante”, es la capital de Israel.

Dijo que la ley fue aprobada por el Congreso por una abrumadora mayoría bipartidista, y fue reafirmada por votación unánime del Senado hace solo 6 meses. “Sin embargo, durante más de 20 años, todos los presidentes estadounidenses anteriores han ejercido la exención de la ley, negándose a trasladar la embajada de EE. UU. A Jerusalén o reconociendo a Jerusalén como la ciudad capital de Israel “.

El mandatario dijo que ha ordenado al Departamento de Estado que comience a desarrollar un plan para trasladar la embajada desde Tel Aviv en lo que se espera que sea un proceso que lleve de tres a cuatro años, siempre y cuando no haya cambios futuros en las políticas estadounidenses.

Funcionarios estadounidenses señalaron que primero será necesario concluir numerosos detalles logísticos y de seguridad, así como la determinación del lugar y de la construcción.

Trump firmará una exención de seguridad nacional que lo autoriza a aplazar la reubicación de la embajada por ahora, dado que los diplomáticos estadounidenses aún no tienen un edificio, arreglos de seguridad o alojamiento en Jerusalén, dijeron los funcionarios.

Indicaron que el reconocimiento de Jerusalén como la capital israelí será la confirmación de “una realidad histórica y actual” y no un mensaje político, y señalaron que las fronteras físicas y políticas de la ciudad no sufrirán modificaciones.

Resaltaron que la mayoría de las agencias del gobierno de Israel, así como su parlamento, se ubican en Jerusalén y no en Tel Aviv, donde Estados Unidos y otros países tienen sus embajadas.

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizados a declarar públicamente del tema antes del anuncio de Trump. Sus comentarios son similares a los de otros funcionarios que declararon sobre la misma cuestión en la última semana.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, el rey Abdalá de Jordania, el presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi y el rey Salmán de Arabia Saudita, que recibieron llamadas telefónicas de Trump, se unieron al coro de voces que aseguran que la decisión podría desatar violencia en la región.

La Casa Blanca dijo que Trump también habló con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, un defensor de larga data de un traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén.

Netanyahu fue el único líder cuya oficina no emitió una declaración después de la llamada, pero un ministro israelí de alto rango dio la bienvenida a la decisión de Trump y prometió que Israel estaría preparado para cualquier estallido de violencia.

Trump está decidido a satisfacer a la base derechista y pro-israelí que lo ayudó a ganar la presidencia, pero fue decepcionada cuando el republicano retrasó el traslado de la embajada en junio.

Ningún otro país tiene su embajada en Jerusalén. Israel capturó el este árabe de la ciudad en la guerra de de 1967 y luego lo anexó, una acción no reconocida internacionalmente.

Observadores consideran que declarar a Jerusalén como la capital de Israel es una ofensiva retórica que podría tener consecuencias peligrosas.

Estados Unidos nunca había respaldado hasta ahora la afirmación de soberanía del Estado judío sobre ninguna parte de esa ciudad, y había insistido en que su estatus sea determinado con base en negociaciones entre los israelíes y los palestinos.

VOANEWS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *