Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Celebrarán en Estados Unidos reunión abierta sobre reforma fiscal

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- El proceso conciliatorio, conocido como conferencia, entre el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos para llegar a una propuesta final de ley de reforma fiscal tendrá hoy un encuentro abierto.
Nuestra reunión será una oportunidad para debatir las ideas de esta iniciativa a favor del crecimiento, que ayudará a mejorar las vidas de todos los estadounidenses, expresó Kevin Brady, presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara baja al anunciar recientemente el evento.

Estamos comprometidos a entregar la Ley de reducción de impuestos y empleos al escritorio del presidente, Donald Trump, este año y cumplir nuestra promesa a las personas del país, agregó en un comunicado el legislador republicano por Texas.

Ambas instancias aprobaron en días pasados sus respectivas versiones de la norma, y ahora trabajan por lograr una variante única para enviarla a la valoración y posible firma del jefe de la Casa Blanca.

Una de las divergencias más marcadas radica en que la opción del Senado incluye eliminar el llamado mandato individual de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (Obamacare).

Dicha disposición obliga a la mayoría de las personas a tener un seguro médico o en caso contrario a sufrir una multa.

Asimismo, existen diferencias en la cantidad de tasas tributarias individuales y en el tiempo que estará vigente la reducción fiscal para la gente, el impuesto mínimo alternativo y las disposiciones relacionadas con los negocios de transferencia.

Trump, máximo impulsor de la reforma fiscal y quien busca el primer gran triunfo a nivel legislativo, desea tener sobre su escritorio el proyecto final con vistas a rubricarlo antes de Navidad (25 de diciembre).

Como elementos más importantes, la propuesta reduce los impuestos individuales y corporativos, y debe aumentar, según varios estudios, en un billón (millón de millones) de dólares el déficit del país.

Mientras el mandatario y los republicanos defienden la reforma fiscal como una vía para aumentar el crecimiento, la competitividad y el empleo, y señalan a la clase media como la gran beneficiada, los demócratas sostienen que las personas más acaudaladas tendrán los mayores beneficios.

Además, condenan el gran incremento de la deuda que supondrá dicha iniciativa, un argumento que el partido rojo refuta al afirmar que el aumento del déficit resultará compensado por el crecimiento de la economía.

Sin embargo, algunos estudios sobre el tema indican que el esperado ascenso del Producto Interno Bruto quedará muy por debajo de las previsiones republicanas.

PL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *