Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Cámara baja de EEUU votará proyecto final de reforma fiscal

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará hoy el proyecto republicano de reforma fiscal, una iniciativa que debe recibir el apoyo suficiente para convertirse en ley y dar al presidente Donald Trump su primera gran victoria legislativa.
La propuesta se someterá a consideración del pleno después de pasar anoche por el Comité de Reglas de esa instancia, y los miembros del partido rojo planean que se dirija al Senado este mismo martes o mañana, con vistas a tenerla a más tardar el viernes en la mesa de Trump lista para ratificación.

El diseño, al cual se oponen los demócratas, es resultado de combinar las versiones independientes aprobadas por ambos órganos en semanas pasadas, aunque también contiene algunas disposiciones agregadas durante el proceso de conciliación conocido como conferencia.

De acuerdo con el no partidista Centro de Política Tributaria, la iniciativa trae un poco más de alivio impositivo para la clase media que los esbozos anteriores, pero los ricos siguen siendo los principales ganadores del plan.

En un informe difundido el lunes la institución estimó que el proyecto de ley del Partido Republicano reduciría los impuestos para el 95 por ciento de los estadounidenses en 2018, aunque los recortes para las personas de mayores ingresos superan con creces los que recibirán quienes ganan menos.

Para el año próximo los contribuyentes que devengan menos de 25 mil dólares anuales obtendrían un recorte de cerca de 60 dólares, mientras quienes ganan de 49 mil a 86 mil verían sus tributos disminuidos en 900 dólares.

En tanto, quienes devengan de 308 mil a 733 mil recibirían una rebaja promedio de 13 mil dólares, y aquellos que ganan más de 733 mil dejarían de pagar 51 mil dólares.

Además, los legisladores redujeron la tasa impositiva sobre los ingresos superiores a un millón de dólares, pero también agregaron nuevos beneficios para las familias de ingresos bajos y medianos que buscan aprovechar un crédito fiscal infantil recientemente ampliado.

Mark Mazur, director del Centro de Política Tributaria, concluyó que el proyecto del Senado fue menos agresivo que el de la Cámara baja, y este último resulta mejor que los dos anteriores, ‘pero, en general, el acuerdo de la conferencia es más regresivo que la ley actual’.

Del modo en que está escrita, la propuesta se vuelve menos generosa para los contribuyentes con el paso de los años, ya que muchos de los beneficios fiscales individuales tienen fecha de expiración.

Aunque los republicanos sostienen que los futuros legisladores intervendrán para evitar que los beneficios terminen, como está planteada la iniciativa actualmente se prevé que en 2027 el 53 por ciento de los estadounidenses pague más en impuestos.

En tanto, el elemento fundamental del plan, la disminución de la tasa corporativa del 35 por ciento actual a un 21 por ciento, no tiene fecha de caducidad.

PL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *