Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Destacan en EEUU semejanzas de escándalos de Trump con Watergate

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- En su intento por despedir al fiscal especial Robert Mueller, el presidente estadounidense, Donald Trump, pudiera cometer un error similar al del exmandatario Richard Nixon (1969-1974) durante el escándalo Watergate, señala hoy el diario The Washington Post.
Aquí estamos de nuevo, un poderoso y decidido jefe de la Casa Blanca arremete contra un investigador independiente que opera dentro del Departamento de Justicia, los cual se convierte en una situación de una similitud inquietante, señalan los periodistas.

Los autores del texto son Bob Woodward y Carl Bernstein, quienes en la década de los años 70 del pasado siglo encabezaron las denuncias en el mencionado rotativo sobre las acciones ilegales de Nixon para encubrir sus faltas.

En su artículo del Post este viernes los reporteros dijeron que ‘no es de extrañar que muchas personas hagan comparaciones con la decisión de Nixon en 1973 de desestimar al investigador del caso Watergate, Archibald Cox, por su insistencia en obtener las cintas de grabaciones de la Oficina Oval.

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes publicó recientemente un polémico memorando sobre supuestos abusos del FBI durante las pesquisas sobre la alegada interferencia de Rusia en los comicios de noviembre de 2016.

Este informe, de poco más de tres páginas, acusa a esa agencia policial y al Departamento de Justicia de actuar a favor de los demócratas y manipular información para proseguir la pesquisa acerca del tema.

Según el documento, en octubre de 2016, un mes antes de los comicios en los que triunfó Trump y bajo mandato de Barack Obama, las autoridades ocultaron datos básicos al juez para obtener la orden que les permitiese espiar al millonario Carter Page, uno de los asesores de campaña del magnate.

Robert Mueller, fiscal especial.

Trump supuestamente intentó despedir al fiscal Mueller el verano pasado debido a sus pesquisas sobre la supuesta conexión del Kremlin con su equipo de campaña.

El llamado escándalo Watergate comenzó a raíz de un robo de documentos en el complejo de oficinas que lleva ese nombre en Washington D. C., donde radicaba entonces la sede del Comité Nacional del Partido Demócrata, y el posterior intento de encubrimiento de los responsables por parte de la administración Nixon.

Cuando la conspiración salió a la luz pública, el Congreso inició una pesquisa, pero la resistencia de Nixon y sus asesores a colaborar así como el acoso que mantuvieron a grupos de activistas y figuras políticas condujeron a una crisis que culminó con la dimisión de Nixon el 9 de agosto de 1974.

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *