Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Ramfis Trujillo, nacionalidad y Constitución

Cada día nos sorprendemos más del tsunami político que se ha originado con el surgimiento de la figura política de Luis Ramfis Domínguez Trujillo. Los partidos tradicionales no saben cómo explicar este fenómeno que definitivamente cambiara la forma de hacer política. Los cambios se avecinan y nadie los podrá parar aunque se utilicen todos los recursos tanto monetarios como propagandísticos.

Varias causas cimentaron la base para la creación de una figura nueva transformadora capaz de unificar la nación ante los embates de la corrupción, la impunidad y la invasión haitiana que amenaza la existencia de nuestra nación y que costo tanta sangre para crear. La complicidad de los políticos tradicionales tanto oficialistas como de la llamada oposición a su debido tiempo será juzgada por nuestra tan sufrida patria. Esta complicidad es demostrada en los siguiente videos: https://www.youtube.com/watch?v=Orif16qHBEM&t=1253s y el https://www.youtube.com/watch?v=3yHPyRckmL0.

El cansancio y la impotencia del pueblo dominicano ante el comportamiento de todos los políticos que han surgido desde la muerte del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina conjuntamente con los planes fatales de potencias extranjeras, Ongs pro-haitianas , bocinas pagadas, la iglesia Católica y evangélicas con la complicidad de autoridades oficiales han motivado como una necesidad nacional que surja un liderazgo Nuevo, nacionalista, con efervescencia capaz unir a todos aquellos que se consideren verdaderamente dominicanos que estén dispuestos a convertirse en verdaderos trinitarios que defenderán nuestra nación a sangre y fuego y ese líder podría ser el carismático, intelectual y nacionalista Ramfis Trujillo defensor de nuestra soberanía.

Donde están los llamados “abogados constitucionalistas” que se esmeran de su conocimiento de la Carta Magna? Da vergüenza la hipocresía de estos llamados “doctos constitucionales” que simplemente se han convertidos en instrumentos interpretativos de intereses políticos dominicanos y foráneos capaces de doblegar y reformar nuestra Constitución para propiciar reelecciones con el objetivo de retener el poder político y gobernante. Esta hipocresía se manifiesta de una manera contundente en lo referente a la interpretación de la nacionalidad dominicana.

La definición de nuestra nacionalidad descansa sobre dos pilares fundamentales: el soli y el jus sanguine. Según Wikipedia “literalmente, el ius sanguinis es el derecho de la sangre, expresión latina que implica que la identidad nacional es algo heredado de los padres, una identidad colectiva que se transmite de generación en generación. El Ius soli, por el contrario, correspondería al derecho del suelo, lo que implica que la identidad viene determinada por el preciso lugar en el que se encuentran los progenitores de la persona en el momento de su nacimiento independientemente del origen de los mismos”.

estén dispuestos a convertirse en verdaderos trinitarios que defenderán nuestra nación a sangre y fuego y ese líder podría ser el carismático, intelectual y nacionalista Ramfis Trujillo defensor de nuestra soberanía.

Donde están los llamados “abogados constitucionalistas” que se esmeran de su conocimiento de la Carta Magna? Da vergüenza la hipocresía de estos llamados “doctos constitucionales” que simplemente se han convertidos en instrumentos interpretativos de intereses políticos dominicanos y foráneos capaces de doblegar y reformar nuestra Constitución para propiciar reelecciones con el objetivo de retener el poder político y gobernante. Esta hipocresía se manifiesta de una manera contundente en lo referente a la interpretación de la nacionalidad dominicana.

La definición de nuestra nacionalidad descansa sobre dos pilares fundamentales: el soli y el jus sanguine. Según Wikipedia “literalmente, el ius sanguinis es el derecho de la sangre, expresión latina que implica que la identidad nacional es algo heredado de los padres, una identidad colectiva que se transmite de generación en generación. El Ius soli, por el contrario, correspondería al derecho del suelo, lo que implica que la identidad viene determinada por el preciso lugar en el que se encuentran los progenitores de la persona en el momento de su nacimiento independientemente del origen de los mismos.”

Durante el principio del siglo 20, el Jus Soli se convirtió en instrumento esencial para la expansión y crecimiento de las reciente creadas republicas en Latinoamérica que tenían inmensidades de territorios despoblados o sea que en tales circunstancias había una necesidad de ser utilizado. Un estudio del Centro para Estudios de la Inmigración, con sede en Washington, Estados Unidos, regentado por Mark Krikorian, su director ejecutivo. Su autor, Jon Feere, es analista de política legal del organismo considera que ciento sesenta(160) países, incluyendo la República Dominicana, una abrumadora mayoría entre las 194 naciones del conglomerado mundial, no conceden ciudadanía automática a los hijos de inmigrantes ilegales, ningún Estado europeo consiente ese beneficio y solo Estados Unidos y Canadá, del conjunto de las 31 economías más avanzadas de la tierra, otorgan ese privilegio.(Fuente: Listín Diario) La ironía residen que Haití establece el Jus Sanguini como fundamento para otorgar la nacionalidad haitiana y sin embargo exige a la Republica Dominicana el Jus Soli para otorgarla la nacionalidad dominicanas a los miles de hijos de parturientas haitianas ilegales que cruzan a diario por nuestra frontera con complicidad de las autoridades fronterizas dominicanas.

La histórica Ley 168-13 se convirtió en un hito genuino que establece quien es verdaderamente dominicano de acuerdo a nuestra Constitución. Donde estaban los llamados abogados constitucionalistas cuando se promulgo la Ley 169-14 violatoria del articulo 272 referente a la reforma del régimen de nacionalidad que requiere un referendo el cual no se hizo? Esta Ley viola rotundamente nuestra Constitución y regala la nacionalidad dominicana a miles sino quizás a millones de haitianos ilegales e hijos no calificables con objetivos políticos. Esta Ley es una expresión máxima de traición a la patria.

Los enemigos de la patria y pro-haitianos utilizan el Articulo 20 de la Constitución como arma para impedir que el Líder Ramfis Trujillo se postule para el 2020 sin embargo los artículos 121 y 122 le garantizan ese derecho de ser elegido y más aún el artículo 123 establece los requisitos para ser presidente: 1) ser dominicana o dominicano de nacimiento u origen (de origen significa nacido en el extranjero de padres dominicanos como es el caso del líder Ramfis Trujillo), 2) haber cumplido treinta años de edad, 3) estar en pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos, 4) no estar en el servicio militar o policial active por lo menos durante tres años previos a las elecciones presenciales.

El Articulo 39 de nuestra Constitución abre la puerta para que Ramfis Trujillo sea candidato presidencial cuando establece que todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, reciben la misma protección y trato de las instituciones, autoridades y demás personas y gozan de los mismos derechos (Articulo 123) y oportunidades, sin ninguna discriminación por razones de género, color, edad, discapacidad, vínculos familiares (Familia Trujillo) etc. (Félix Sánchez si era dominicano para darnos medallas, que hipocresía!).

regala la nacionalidad dominicana a miles sino quizás a millones de haitianos ilegales e hijos no calificables con objetivos políticos. Esta Ley es una expresión máxima de traición a la patria.

Los enemigos de la patria y pro-haitianos utilizan el Articulo 20 de la Constitución como arma para impedir que el Líder Ramfis Trujillo se postule para el 2020 sin embargo los artículos 121 y 122 le garantizan ese derecho de ser elegido y más aún el artículo 123 establece los requisitos para ser presidente: 1) ser dominicana o dominicano de nacimiento u origen (de origen significa nacido en el extranjero de padres dominicanos como es el caso del líder Ramfis Trujillo), 2) haber cumplido treinta años de edad, 3) estar en pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos, 4) no estar en el servicio militar o policial active por lo menos durante tres años previos a las elecciones presenciales.

El Articulo 39 de nuestra Constitución abre la puerta para que Ramfis Trujillo sea candidato presidencial cuando establece que todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, reciben la misma protección y trato de las instituciones, autoridades y demás personas y gozan de los mismos derechos (Articulo 123) y oportunidades, sin ninguna discriminación por razones de género, color, edad, discapacidad, vínculos familiares (Familia Trujillo) etc. (Félix Sánchez si era dominicano para darnos medallas, que hipocresía!).

La pregunta del millón se sintetiza de la siguiente manera: quienes son más dominicanos, los que nacieron en el país y entregan nuestras riquezas naturales a precio de vaca a empresas extranjeras y nuestro territorio a la horda de haitianos ilegales o aquel que nace en el extranjero de padre y madre dominicana, o sea dominicano de origen (Art. 123) que defiende a cabalidad nuestra patria? Ramfis si es dominicano y merece la oportunidad de ser presidente y salvar nuestra nación de los enemigos salvajes que quieren destruir nuestra nacionalidad!

Remulus Della Valle
Politólogo y empresario residente en la ciudad de New York

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *