Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Leonel Fernández Vs. Danilo Medina

Comenzó la guerra por espacio y poder. Lamentamos que el país se vea lastimado por la imprudencia de líderes que abandonaron la patria y sus gentes por sus ambiciones personales. Lo que distingue esta batalla no son sus obras, inteligencia ni su imaginación; es evidente que la capacidad que poseen ambos líderes, para forzar sus seguidores a la guerra, adentrarse en cada uno de ellos, y al hacerlo convertir el país en un vertedero que atolla y hace indiferente a muchos pensadores.

Desarrollar un tema para adentrarse en el espacio histórico y complicado que vive nuestra patria es bastante difícil. Entender alguien que no vive allá, pero es de ese país y defiende la corrupción y los prestamos, es difícil. Luce que nadie más que ellos, tiene autenticidad. Profesionales, estudiantes, obreros y campesinos no encuentran ni la forma ni objeto para combatir estos dos famosos personajes y sacarlos de circulación.

Leonel Fernández, se dice, había una porción de sus seguidores que se quedo en su casa o, con Danilo por poco tiempo; ahora regresan, pero de forma invertida y se colocan a una distancia de cada líder que hasta molestan como sombra.

Danilo Medina sigue encerrado en un silencio de la estructura y tamaño de Macondo, perseguido por todos sus errores verbales en conjunto con el accionar de su maquiavélica personalidad. (Tiburón podrido, Joao en el discurso, no a la reelección).

El deterioro del PLD y sus líderes arrastra a toda la oposición, porque dicho partido lo que toca lo convierte en “M”. Junta Central Electoral, la justicia, los militares, los partidos políticos etcétera, etcétera.

El PLD, como gobierno, se separa de todos los demás por su autenticidad en crear un mundo aparte solo para sus seguidores de la cúpula y, reinventar sus propios desastres con un desbalance de propiedad nutricional para la patria que da miedo.

Como parte de la guerra se habla de la venta del país. Este tema no quiero tocarlo porque hace daño a mi boca mencionarlo, arruinaría mi inversión de opinión ya que no cabe la menor duda de que eso es traición a la patria y, considero merece el paredón.

Román Polanco
Articulista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *