Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Aumentan precios de medicamentos pese a plan de Trump

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- El gigante farmacéutico Pfizer subió los precios de un centenar de medicamentos y otras compañías mantienen hoy esa tendencia pese a las promesas del presidente estadounidense, Donald Trump, de una reducción de los costos.
Poco más de un mes después de que el mandatario republicano dijo que las empresas del sector comenzarían a disminuir los precios de forma voluntaria, la mencionada firma demanda más dinero por fármacos ampliamente utilizados como el tratamiento contra el cáncer de pulmón Xalkori.

De acuerdo con el diario The Wall Street Journal, otros medicamentos afectados son las píldoras para el control de la presión arterial Norvasc, las cápsulas contra el dolor Lyrica y la droga contra la disfunción eréctil Viagra.

Se trata del segundo incremento de precios que Pfizer realiza en 2018, a pesar de que otras representantes del sector solo llevan a cabo un aumento anual, y constituye una subida promedio del nueve por ciento, que se une a la del 10 por ciento registrada en enero.

A ello se suma que la farmacéutica Bayer aumentó en cientos de dólares el precio de dos medicamentos contra el cáncer en mayo, y Novartis continuó con el incremento de cuatro costosos tratamientos en junio, indicó el portal digital Politico.

Un informe de la firma de recursos financieros Wells Fargo encontró 104 subidas en junio y en los dos primeros días de julio, con un salto promedio de 31,5 por ciento, luego de que se registraran 48 aumentos en mayo.

Las farmacéuticas argumentan que no están sacando provecho de esos costos, ya que ofrecen descuentos y rebajas para ganar contratos con los intermediarios que administran los beneficios de medicamentos para los planes de salud y deciden qué productos reembolsar.

Sin embargo, para muchos pacientes los costos siguen creciendo, a pesar de que en mayo la administración Trump emitió un plan para combatir ese problema que comprende impulsar la fabricación de compuestos biosimilares y genéricos; y aumentar la transparencia a través de la tabla de precios del programa Medicare.

También establece eliminar reglas que impiden a los farmacéuticos asesorar a los pacientes para que desembolsen menos en los tratamientos, así como acabar con los intermediarios que negocian precios y descuentos entre las farmacias y los fabricantes.

Estos incrementos actuales arrojan dudas sobre si Trump y su secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, pueden presionar a las compañías para que bajen voluntariamente los precios sin la amenaza de consecuencias específicas.

La industria no está tomando en serio a la administración porque no parece haber una amenaza creíble si no cumplen con estas solicitudes, dijo a Politico Stacie Dusetzina, especialista en precios de fármacos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, en Tennessee.

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *