Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Demócratas apoyan expandir atención médica a cargo del gobierno

WASHINGTON, Distrito de Columbia.- Las promesas de campaña de los demócratas de “Medicare para Todos” resuenan en muchos votantes estadounidenses por el creciente costo de la atención médica como un tema clave en las próximas elecciones de medio término en Estados Unidos, y pese a las preocupaciones sobre posibles aumentos de impuestos para financiar un programa universal de atención médica.

rchivo – El doctor Andy Chiou atiende una herida en la pierna del paciente Larry Kirk en Peoria, Illinois, 26 de noviembre de 2013.

Durante la presidencia de Barack Obama, los republicanos se enfrentaron con éxito a la percepción de la amenaza de una toma de control de la industria de la salud por parte del gobierno para obtener el control del Congreso.

Pero una reciente encuesta de Reuters/Ipsos muestra un 58% de apoyo de los votantes para mantener el logro legislativo distintivo del expresidente Obama, la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA por sus siglas en inglés), con ocho de cada 10 potenciales votantes de ambos partidos interesados en proteger la cobertura para personas con afecciones preexistentes, como enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.

Demócratas a la ofensiva

Muchos demócratas que se postulan para el cargo este año, como la candidata al Cámara de Representantes por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, abogan por una legislación nacionalizada para el cuidado de la salud que fue propuesta en el Senado por el senador por Vermont Bernie Sanders, quien perdió la nominación presidencial demócrata en 2016 ante Hillary Clinton.

El plan de Sanders expandiría Medicare, un programa de atención médica financiado por el gobierno para adultos mayores, para que cubra a todos los estadounidenses.

Otros candidatos demócratas como el representante Beto O’Rourke, candidato para el Senado por Texas, que se inclina por la tendencia conservadora, están pidiendo un aumento de la regulación federal para reducir los costos de atención médica, pero no están pidiendo una toma de control de la salud por parte del gobierno.

“Lo que es común entre estas diferentes reformas es la estructura de un plan de seguro administrado por el gobierno que realmente controla o limita, en cierta medida, las tasas de pago que se pagan a los proveedores de atención médica”, dijo Linda Blumberg, miembro del Instituto de Salud. Centro de Políticas del Instituto Urbano.

Republicanos a la defensiva

Los republicanos están a la defensiva luego de no derogar la Ley del Cuidado de Salud Asequible, también conocida como Obamacare, que fue promulgada en 2010. Muchos ahora reclaman apoyar a los impulsores de la legislación ACA que requieren que las compañías de seguros brinden cobertura a pacientes con enfermedades con condiciones preexistentes.

Sin embargo, dice Blumberg, es falso que muchos republicanos hagan estas reclamaciones al mismo tiempo que respaldan las políticas que en el pasado ubicaban a los enfermos y ancianos en “grupos de riesgo” separados con tasas de seguro muy altas que pocos podrían pagar, mientras cobran tasas de cobertura más bajas a personas jóvenes y sanas.

Cuatro estados también votarán sobre las iniciativas de expansión de Medicaid ofrecidas bajo Obamacare, que extenderían la cobertura de salud para los pobres, con el 90 por ciento de los fondos provenientes del gobierno federal.

El gobernador conservador de Idaho, C.L. Otter, se ha pronunciado a favor de expandir Medicaid en su estado a pesar de las preocupaciones, debido a que los costos para el estado aumentarán considerablemente con el tiempo.

Unos 33 estados y el Distrito de Columbia ya han votado para ampliar la cobertura de ACA Medicaid, mientras que otros estados con gobernadores o legislaturas republicanos se han negado a aprovechar el programa hasta ahora.

Los opositores a la intervención del gobierno en la industria privada argumentan que el apoyo público a la atención médica universal disminuirá significativamente cuando se enfrente con la posibilidad de un aumento en los impuestos sobre la nómina, el racionamiento de la cobertura y los retrasos burocráticos que probablemente resulten de un plan nacional de seguro de salud.

“Esto es lo que sucede cuando el gobierno controla los costos de atención médica, porque ahora es una entidad singular y consolidada que toma decisiones en nombre de 300 millones de estadounidenses”, dijo Meridian Paulton, investigador de Estudios de Política Nacional de la Fundación Heritage.

Regulación contra competencia

Los conservadores continúan argumentando que promover una mayor competencia e innovación en el mercado libre funcionará mejor para mejorar la cobertura y contener los costos. Sin embargo, la falta de proveedores de salud en muchas áreas rurales puede limitar la competencia.

El presidente Donald Trump ha atacado las propuestas de salud demócratas y tildado de socialismo que eliminaría los fondos de las personas mayores que han pagado los impuestos de Medicare durante toda su vida laboral.

“Los demócratas apoyan una adquisición socialista de la atención médica que destruiría totalmente a Medicare. Los republicanos quieren proteger a Medicare para nuestros adultos mayores que se lo han ganado y que lo han pagado toda su vida”, dijo el presidente Trump.

Las encuestas de opinión muestran que los demócratas tienen una buena oportunidad de obtener la mayoría de los escaños en la Cámara de Representantes en las elecciones del martes próximo, en las que probablemente no tomen el control del Senado.

En un Congreso dividido, no se espera que los demócratas tengan los votos para aprobar importantes leyes de atención médica como Medicare para todos, pero el impulso electoral podría aumentar el apoyo a un enfoque comprometido que regule los costos, pero también fomente la competencia y la innovación del sector privado.

“Miramos a las naciones industrializadas de todo el mundo, muchas de ellas hacen una combinación de seguros privados y públicos pero asegurándose de que haya un piso de atención en la cobertura para todos en el país, y esos países aún aprovechan la innovación”, dijo Blumberg.

VOANEWS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *