Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

A caballo regalado…

En el día de ayer se celebró el Día de Los Santos Reyes. Tradicionalmente, el seis de enero se conmemora esta fecha en el cristianismo. Los niños de mi época esperábamos con ansias ese día y desde tempranas horas se escuchaban ruidos de jueguestes nuevos y pequeñas carcajadas de alegría.

Los tiempos han cambiado. Ayer por alguna razón o por otra noté con tristeza y melancolía la ausencia de ese espíritu festivo de los 90’s.

A nuestros niños les gusta el Día de Reyes. No todos tienen la oportunidad de recibir juguetes por diversas razones. Una de ellas es la económica. Políticos y autoridades locales hacen entrega de estos regalos a niños que tal vez de otra manera no hubieran podido estrenar un juguete.

Pero caramba! Qué mensaje estamos llevando a nuestra niñez? Qué importante es el costo del jueguete? Qué la intención y el gesto no importa? Nuestros niños no saben si costó miles de pesos o dos pesos. Su inocencia no llega hasta ahí. Somos nosotros, adultos enfermos de vanidad que señalamos el costo por encima del gesto. Estamos tan embriagados de lo material que hemos manchado la sonrisa de nuestros hijos al desilusionarlos haciendo señalamientos innecesarios. Por Dios! Hasta cuándo vamos a quejarnos por lo irrelevante?

Agradecer que cientos de niños sonrieron ayer en nuestra provincia. Cuantos juguetes “buenos” regaló usted a niños que no son sus hijos o sus allegados? Recuerde “Dios todo lo ve”. La sonrisa de un niño es SAGRADA. Y para terminar “a caballo regalado… culmine usted la frase.

Rosabri Mejía
Comunicadora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *