Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Cámara aprueba elevar salario mínimo en EEUU, Senado debe oponerse

WASHINGTON, EEUU.- La Cámara estadounidense de Representantes aprobó hoy un proyecto de ley para aumentar el salario mínimo a 15 dólares por hora, un esfuerzo incluido en la agenda demócrata de cara a los comicios de 2020.

La propuesta legislativa, que recibió 231 votos a favor y 199 en contra, aumentaría gradualmente el salario mínimo del país de su nivel actual de 7,25 dólares por hora hasta llegar a los 15 dólares en 2025.

El proyecto representó un compromiso entre los demócratas liberales y los moderados, que habían debatido qué tan grande sería el incremento salarial, si aumentaría al mismo nivel en todo el país y si debería haber flexibilidades.

Finalmente, los primeros consiguieron que la iniciativa comprendiera el cambio a nivel nacional, mientras que los segundos lograron alargar el periodo de implementación de la medida gradual, de cinco a seis años.

El movimiento Fight for $15 (Lucha por 15) se ha convertido en un potente impulso político de la izquierda, y esta representa la primera vez que la Cámara Baja se manifiesta a favor de elevar el salario mínimo federal desde 2007, cuando se acordaron los 7,25 dólares por hora vigentes desde 2009.

De acuerdo con el diario The Washington Post, llevar este esfuerzo a buen término tomó meses de maniobras, ya que algunos moderados expresaron su preocupación por los impactos en las pequeñas empresas o en las zonas rurales donde hay escalas salariales menores que en las áreas metropolitanas.

Aunque los miembros de la fuerza azul celebraron el resultado de este jueves como un logro importante en la lucha por los trabajadores estadounidenses, no se espera que la legislación sea aprobada en el Senado controlado por los republicanos, donde el líder de la mayoría, Mitch McConnell, dijo que no la aceptará.

Impulsados por un informe de la Oficina del Presupuesto del Congreso, que dijo que aumentar el salario mínimo a ese nivel sacaría a 1,3 millones de la pobreza, pero haría perder igual cantidad de empleos, los republicanos se opusieron casi uniformemente al incremento.

Ese reporte también indicó que el cambio elevaría los ingresos de 27,3 millones de trabajadores en el país, pero los miembros del partido rojo se enfocaron en presentar a la normativa demócrata como una asesina de empleos que socavaría los beneficios económicos logrados bajo la administración de Donald Trump.

Al defender la medida, la congresista demócrata Stephanie Murphy manifestó que los impactos positivos superan cualquier efecto negativo potencial.

También indicó que la forma progresiva en que se realizará el incremento, junto con el enfoque centrado en los datos, les permitirá abordar cualquier daño real que pueda existir a medida que avancen.

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *