Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Gobierno de Trump propone debilitar reglas de control del metano

WASHINGTON, EEUU.- La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos anunció hoy que planea debilitar las reglas federales sobre el control del metano, un poderoso gas de efecto invernadero vinculado al cambio climático.

Mediante la regla propuesta este jueves, el ejecutivo del republicano Donald Trump busca revertir los estándares promulgados bajo la administración del demócrata Barack Obama (2009-2017), que requerían que los operadores de petróleo y gas evitaran la liberación de metano en nuevos pozos de perforación, tuberías e instalaciones de almacenamiento.

Además, la nueva norma eliminaría los requisitos federales de que las compañías de petróleo y gas instalen tecnología para detectar y reparar las fugas de ese gas, y cuestiona si la EPA tiene la autoridad legal para regular el metano como un contaminante.

El administrador de la agencia federal, Andrew Wheeler, dijo que la regulación, que estará sujeta a un periodo de 60 días de comentarios públicos, sigue las instrucciones del mandatario de eliminar ‘cargas regulatorias innecesarias y duplicativas sobre las industrias de petróleo y gas’.

La medida es la más reciente en una serie de políticas destinadas a dar marcha atrás a las acciones que implementó la administración Obama para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir el cambio climático.

El ejecutivo del republicano rechaza esas reglas anteriores con el argumento de que son demasiado pesadas para la poderosa industria de los hidrocarburos, que Trump desea expandir a pesar de los llamados de muchos sectores y grupos ambientalistas a impulsar formas de energía limpia.

Aunque el metano es menos frecuente que el dióxido de carbono, se considera un gas de efecto invernadero más potente porque absorbe más energía y puede contribuir más al calentamiento de la atmósfera.

La propia EPA sostiene que es más de 25 veces más fuerte que el dióxido de carbono en cuanto al calentamiento que puede provocar con el tiempo, y estima que más del 30 por ciento de ese gas liberado a la atmósfera en Estados Unidos durante 2017 provino de las operaciones de petróleo y gas natural.

De acuerdo con el diario The New York Times, esta reversión propuesta por la EPA de Trump es particularmente notable porque incluso las principales compañías de energía se han manifestado en contra de que se debilite el control del metano.

También rechazan la medida fabricantes de automóviles, empresas de servicios eléctricos y otros gigantes industriales que se han opuesto a otras iniciativas administrativas para desmantelar normas ambientales y reglas contra el cambio climático, indicó el periódico.

Ambientalistas y exfuncionarios de la EPA dijeron que la norma no solo conducirá a un aumento en el metano dañino, sino que podría socavar la autoridad de la agencia para regular el gas e impediría a las futuras administraciones tomar medidas significativas para hacerlo.

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *