Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Warren difunde propuesta para costear su plan de salud en EEUU

BOSTON, EEUU.- La senadora y candidata presidencial demócrata Elizabeth Warren difundió hoy una propuesta para costear el proyecto de ley de salud conocido como Medicare para todos, mediante la cual incrementaría los impuestos de empresas y multimillonarios.

La legisladora por Massachusetts ha sido cuestionada continuamente acerca de si su plan legislativo, que busca garantizar una cobertura universal de salud para todos los estadounidenses, sin primas, copagos ni deducibles, demandaría un aumento de impuestos para la clase media.

De acuerdo con lo difundido este viernes, la implementación de Medicare para todos si Warren se convirtiera en presidenta del país requeriría un gasto combinado público y privado de 52 billones de dólares (millones de millones) en salud, 20 billones de los cuales serían responsabilidad del gobierno.

Para lograr ese nivel de financiación, la senadora coloca la mayor parte de la carga de ingresos en las empresas y los ricos, en tanto la propuesta ‘no aumentará los impuestos ni un centavo sobre las familias de clase media’, según remarcó la propia legisladora en su cuenta de Twitter.

Con vistas a eso, Warren planea transferir casi todos los fondos de salud existentes en manos de los empleadores y los gobiernos estatales, y aplicar una variedad de nuevos impuestos a los ricos, las corporaciones y los inversores de altos ingresos, incluida la duplicación del impuesto patrimonial a los multimillonarios.

La iniciativa de la senadora comprende una revocación de la reducción fiscal promulgada a finales de 2017 por el presidente Donald Trump, una medida que significó un triunfo político para el mandatario republicano, pero que, según sus críticos, benefició fundamentalmente a los más acaudalados del país.

Otras fuentes de ingresos para costear el plan de la aspirante a la Casa Blanca incluyen aumentar a un seis por ciento el impuesto sobre el patrimonio en fortunas de más de mil millones de dólares, y crear un nuevo tributo del 0,1 por ciento sobre transacciones financieras.

Asimismo, trataría las ganancias de capital del uno por ciento más rico de la población como ingresos ganados y exigiría que se paguen impuestos anualmente; y aplicaría 2,9 billones de dólares en nuevos impuestos a las corporaciones.

Su plan también predice 2,3 billones en ingresos adicionales al intensificar la aplicación de las leyes fiscales existentes y 400 mil millones mediante la aprobación de una reforma migratoria.

Con la divulgación de esos datos y la afirmación explícita de que no subirá la carga fiscal para la clase media, Warren responde el principal punto usado en su contra no solo por los republicanos, sino también por sus contendientes del campo demócrata.

Pero su ambicioso plan seguramente continuará bajo gran escrutinio y ataques de quienes rechazan ese nivel de gastos en salud o se oponen a la desaparición de la cobertura médica privada.

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *