Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

El peligro de la permanencia en el poder

Los regímenes democráticos no deberían permitir la hegemonía de un partido ni mucho menos la permanencia en el poder de un presidente. ¿Por qué digo esto? La democracia siempre h vivido bajo el asecho permanente de la dictadura, entre otras amenazas. La permanencia de un partido en el poder por mucho tiempo conlleva muchos peligros y amenazas para la democracia, entre ellos, la dictadura.

Estamos a solo cinco días de las elecciones que han de celebrarse el 5 de Julio/2020 para elegir al presidente y el vicepresidente de la república, y además, a los miembros del cuerpo Legislativo, es decir, senadores y diputados. Pero hay una amenaza y es la permanencia en el poder por 16 años ininterrumpido del Partido de la Liberación Dominicana, y muy especialmente, el actual presidente Danilo Medina, quien ha gobernado los últimos 8 años, y es precisamente en este gobierno donde ha habido más desgaste de la institucionalidad dominicana, mucho más corrupción, y un auge desmedido del narcotráfico en las altas esferas del poder, y por consiguiente un crecimiento nunca visto en el crimen organizado y el lavado de activos.

Hoy en día estamos viendo como la ciudadanía tiene el temor latente de un posible rompimiento del hilo democrático de la nación por el temor de los gobernantes a abandonar el poder y afrontar las posibles consecuencias de tanta corrupción e impunidad a lo largo de los últimos 16 años del PLD en el poder. Danilo Medina ha dado demostraciones de no querer abandonar el poder y ello ha provocado que la sociedad dominicana esté altamente preocupada por lo que pueda pasar durante el periodo de las elecciones y posterior a estas.

Con la llegada de nuevas autoridades a la administración pública es entendible que se hagan cambios y se reorganice el funcionamiento del aparato estatal en su conjunto. Todo indica que el PLD perderá las elecciones y eso lo mantiene nervioso y la ciudadanía tiene un alto nivel de preocupación por lo que aquí pueda pasar.

La democracia dominicana está hoy más amenazada que nunca con la participación del presidente de la República incidiendo en todas las instituciones, como el Legislativo, Poder Judicial, Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Ministerio Público, y demás. Muchos han llamado a la actual situación como el secuestro de las instituciones por parte del Poder Ejecutivo y el Partido de la Liberación Dominicana, a niveles que muchos ciudadanos se han manifestado de manera pacífica y masiva en defensa de la democracia, de los derechos humanos y en contra de la impunidad reinante en los gobiernos de Danilo Medina y del PLD.

Los niveles de nerviosismo que tiene la población hoy debido a la constante manifestación por parte del gobierno de querer quedarse y perpetuarse en el poder, debería servirnos para entender lo peligroso que es para la sociedad dominicana permitirle a un partido y a su vez a un presidente, mantenerse más allá de 8 años, así como la no alternabilidad de los partidos en el poder.

Danilo Medina nos ha recordado mucho los años de la dictadura trujillista y la pérdida de los derechos civiles y la libertad. A mi que me ha tocado vivir en la época de la democracia en la República nunca antes había sentido la amenaza de la pérdida de nuestra libertad y derechos como ahora, aún superando los difíciles doce años del Dr. Balaguer, post-revolución de abril en 1965.

El pueblo dominicano tiene que dar un voto de conciencia, un voto de reguardar sus derechos y su libertad, ahora no se trata de quitar y poner a un presidente, no, se trata de defender la Patria del caos que nos puede sobrevenir, de la violencia que nos asecha, y de garantizar una República fuerte, democrática y libre, donde nuestros hijos se sientan seguros y las futuras generaciones encuentren una nación como la soñaron nuestros fundadores, igualitaria para todos, donde todos podamos vivir prósperamente, con libertad y armonía; es un deber nuestro garantizar eso para nuestros descendientes. No podemos ahorrar recursos de ninguna índole para que eso sea posible, es nuestro compromiso con nuestra familia y con nuestro pueblo.

Este cinco de Julio vamos a votar de la manera mas cívica y organizada posible, pero masivamente y con una férrea decisión, sacar del poder la amenaza de la dictadura que nos viene encima, desde ahora y para siempre.

Marino Chalas
Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *