Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

In memoriam

A propósito de la crisis del Colegio Dominicano de Periodistas, Juan Carlos Camaño y Nelson del Castillo, presidente y secretario general, respectivamente, de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, escribieron la siguiente carta a Rafael Polanco:

Estimado
Licenciado Rafael Polanco Peralta:

Atentos a su mensaje referido a la situación que vive el Colegio Dominicano de Periodistas, le hacemos saber que tomamos debida nota en nombre de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, a la vez que reivindicamos a las entidades que, como es el caso del CDP, son parte de la más rica historia, del presente y seguramente del futuro de nuestra organización continental.

Juan Carlos Camaño
Presidente
Nelson del Castillo
Secretario general

Personalmente, he sido testigo de los grandes aportes intelectuales hechos por los venezolanos Héctor Mujica (fallecido), fundador del Colegio Nacional de Periodistas y primer presidente (1976) del CNP, y Eleazar Díaz Rangel (fallecido), cofundador y Presidente Honor de la FELAP, ambos fueron investigadores, autores de libros y directores de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela. Y en el caso de Díaz Rangel, entre él y yo existió un vínculo académico, como lo tuvo también el colega Wilson Suazo, a principios de los años 80.

Si Héctor Mujica y Eleazar Díaz Rangel estuvieran vivos, estarían sufriendo, al igual que yo, la crisis que sacude hoy al Colegio Dominicano de Periodistas. Porque Mujica y Díaz Rangel fueron íntegros defensores del gremialismo y se habían convertido en referentes históricos, en ejemplos éticos y morales, habidas cuentas de que dejaron un gran legado bibliográfico y hemerográfico para beneficio de las presentes y futuras generaciones de periodistas.

Mujica (izquierda) y Díaz Rangel

Recuerdo aquella comitiva de periodistas dominicanos encabezada por Emilio Herasme Peña (fallecido), Rafael Núñez Grassals, Milciades Ubiera, Manuel Quiterio Cedeño, y Margarita Cordero, entre otros, que visitó Caracas en busca de asesoría para conducir el recién creado CDP (ley 148). Díaz Rangel, presidente de la FELAP, y Gilberto Alcalá (fallecido), presidente del CNP, en ese entonces, fueron mentores y advirtieron a los colegas estar atentos a las maniobras de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, para hacer fracasar la citada legislación como, en efecto, lo logró el gremio empresarial de medios impresos.

El CDP fue concebido como un cuerpo colegiado que se encargaría de velar por el cumplimiento de la Ley de Ejercicio del Periodismo del país, así como por su reglamento y el Código de Ética del periodista, pero en la práctica estas normas han sido violentadas por mucho tiempo. Es una de las razones por las cuales nos inspira buscar el rescate de un gremio que ha estado en peligro de extinción, si no se retorna a su verdadero origen. El otro argumento es que habría que sacudir, de pie a cabeza, la maltrecha institución con la aplicación de correctivos de lugar. El CDP se alejó de su principal función que es la de hacer cumplir y reformar su propia legislación. Está planteada la necesidad de un Colegio Dominicano de Periodistas vigoroso y respetable.

Luis De Los Santos
Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *