Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Suben los precios al consumidor en Estados Unidos

WASHINGTON, EEUU.- Los precios al consumo aumentaron 0,4 por ciento en septiembre y 5,4 por ciento en el año en Estados Unidos, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Eso es apenas un indicativo de los problemas que enfrenta la administración del presidente Joe Biden al aproximarse a su primer año en el comando del país cuando las cifras muestran un retroceso de la economía, que pudiera ser un serio obstáculo para que los demócratas mantengan la mayoría en el Congreso en 2022.

Aparejado a esto existe una crisis en la cadena productiva, algo que abordará Biden este miércoles durante una visita a California (oeste) en momentos en que la pandemia de la Covid-19 golpea al país, unido al aumento de la inflación, la escasez de la cadena de suministro y una recuperación del empleo más lenta de lo esperado.

Eso lleva a que los estudiosos de la situación disminuyan las expectativas de crecimiento económico para el próximo año natural, que concluirá en septiembre 2022.

Según Gita Gopinath, economista jefe del Fondo Monetario Internacional, los riesgos para las perspectivas económicas aumentaron y las compensaciones políticas se volvieron más complejas. La situación debe complicar el esfuerzo de los demócratas en 2022, mientras el partido se enfrenta a desafíos en el Congreso a su agenda de Gobierno.

Este miércoles Biden anunciará medidas que incidirán en el trabajo del puerto de Los Angeles, con el objetivo de enfrentar los crecientes atrasos en las cadenas de suministro globales que entregan bienes críticos al país.

Según el diario The New York Times la escasez de productos frustró a los consumidores y a las empresas estadounidenses, y contribuye a un aumento de los precios que perjudica políticamente al mandatario.

Fuentes de la Casa Blanca dijeron que Biden tiene previsto pronunciar un discurso en el que abordará los problemas en los puertos, las fábricas y las rutas marítimas que provocan escasez, largos plazos de entrega y rápidas subidas de los precios de los alimentos, los televisores, los automóviles y mucho más.

La inflación resultante enfrió la confianza de los consumidores y pesa en los índices de aprobación del mandatario, en especial cuando el Departamento de Trabajo anunció hoy un aumento de la inflación, aseguró el Times.

Los analistas afirman que algunos de estos problemas pueden prolongarse hasta finales del próximo año o incluso hasta 2023.

Jennifer McKeown, jefa del Servicio de Economía Global de Capital Economics, consideró que ‘lamentablemente, parece que las cosas van a empeorar antes de mejorar’.

El riesgo político para la administración es que la escasez, que hasta ahora es sobre todo una molestia, se convierta en algo más existencial.

Para los responsables políticos de la Casa Blanca y de la Reserva Federal, la preocupación es que la actual escalada de precios pueda inducir a los consumidores a esperar que la rápida inflación sea duradera.

PL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *