- Advertisement -spot_img
InicioOpiniónEDITORIAL | ¡Congresistas que se convierten en violadores de la ley electoral!

EDITORIAL | ¡Congresistas que se convierten en violadores de la ley electoral!

- Advertisement -spot_img

Por Servicios de Primermomento.com

A 9 días de la finalización de este proceso de precampaña electoral interna de los partidos, organizaciones y movimientos políticos, nos permitimos publicar textualmente estas declaraciones: «No hice ningún tipo de publicidad ni reunión política, no he hecho nada, estoy trabajando atendiendo los problemas y necesidades que se presentan en nuestras comunidades; siento que el pueblo tiene una gran valoración sobre mi persona, creo que por eso no he necesitado hacer precampaña electoral, ahora pienso que todavía es tiempo de seguir trabajando como legislador. El proceso de campaña abierta, como lo manda la ley, comienza más adelante; ahora mismo, lo que he visto son muchas violaciones a la ley electoral con tanta publicidad; yo sé que no se deben colocar vallas ni realizar caminatas o caravanas, imagínese que yo como diputado me convierta en un violador de la ley, yo sabía que eso no se debe hacer».

Esa prudencia y conducta ejemplar corresponde al diputado Luis Báez El Muchachito, del PRM por la provincia Peravia, quien confiesa que no ha divulgado ningún tipo de propaganda política en su demarcación, a diferencia de otros congresistas oficialistas que siguieron en su proselitismo, en algunos casos con un costoso despliegue de vallas publicitarias, en desacato a la ley electoral que limita la precampaña a espacios cerrados, y en desobediencia al secretario nacional de organización de su partido, Deligne Ascensión, quien instruyó a los precandidatos a que no siguieran con la promoción interna después del 12 de septiembre, porque ya la CNEI tenía los resultados de las encuestas.

En su proceso a lo interno, el opositor PLD ya tomó la delantera al escoger, por medio de sondeos, la mayoría de sus candidatos del partido en la provincia Peravia, y ha estado en desarrollo esa modalidad en la Fuerza del Pueblo.

En este proceso de precampaña electoral, hay algunos, tanto del oficialismo como de la oposición, y ustedes lo saben, que merecen créditos por no haber colocado una sola valla o divulgado un spot publicitario en medios digitales, radiales y televisivos, cumpliendo con el mandato de la ley 33-18 del Régimen Electoral que faculta a la JCE a establecer regulaciones y resoluciones.

El órgano electoral les había recordado a los precandidatos que estaban prohibidos los mítines, marchas y caravanas, así como la colocación de vallas y afiches en lugares públicos, hasta que fuera emitida la proclama que oficializa la campaña electoral, pero parece que la dirigencia del oficialismo y opositores no tuvieron el control sobre sus militantes que aspiraban a un cargo de elección popular. Esa restricción de la JCE incluyó la promoción de los aspirantes a través de medios de comunicación como la radio y la televisión, sin afectar el derecho que tienen las organizaciones políticas de realizar las actividades internas en recintos cerrados. De violar estas resoluciones, se impondrían penas, pero los partidos del sistema hicieron caso omiso a la advertencia de la JCE y siguieron con sus actividades proselitistas en las vías públicas.

A las organizaciones políticas y a los aspirantes a cargos electivos se les había ordenado retirar la propaganda en un plazo de 15 días, que se cumplió el pasado 25 de agosto, sin embargo, los partidos opositores Fuerza del Pueblo, de la Liberación Dominicana y Revolucionario Dominicano presentaron un documento en la Junta Central Electoral (JCE) en el que solicitaron que dejara sin efecto su denominado «Comunicado de Admonición» que ordenó limitar la precampaña con miras a las elecciones de 2024, porque entendían que les conculcaban sus derechos fundamentales y hasta amenazaron con una acción de inconstitucionalidad.

El Congreso Nacional aprueba legislaciones, y debe ser la institución que debería velar por el cumplimiento de las mismas, y si uno de sus miembros, con su comportamiento, viola la ley, eso es suficiente evidencia para ser llevado a un juicio político o proceso de destitución por contravenir su juramento en esa función pública. El país necesita muchos congresistas ejemplares y guardianes de la Constitución y las leyes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
spot_img
Más leídas
- Advertisement -spot_img
Noticias de la hora
- Advertisement -spot_img